Javier P. Lorenzo

Es un orgullo poder escribir las primeras líneas de un medio de comunicación libre que nace para contar lo que nadie cuenta. Ese debería ser el objetivo de todos los medios. Lo contrario, como dice el clásico, es simple propaganda. Pero, por desgracia, somos muchos los que no encontramos un lugar en el que se nos cuente de verdad lo que se oculta tras los manejos de quienes están llamados a gobernarnos. Yo no me resigno a conformarme con la visión edulcorada de unos o la ácida de otros.

Por eso confío en que Galicia Top Secret haga honor a su nombre y nos cuente la que se avecina en un año que promete ser apasionante desde el punto de vista político y social.

Nace este diario digital un 1 de octubre, aniversario de una de las grandes infamias de la historia de la democracia española. Y no podemos por menos que sonrojarnos por ver cómo en Galicia tenemos responsables políticos que jalean y apoyan el irracional comportamiento de quienes están dispuestos a saltarse la ley para poder noquear a su rival.

La lista de infames palmeros del independentismo radical que tenemos en Galicia es muy larga. Y será bueno que los electores gallegos no la olviden y la tengan muy en cuenta en las próximas citas con las urnas no les sirva para convertir este rincón de Europa en un escenario de confrontación en el que solo ganarían los oportunistas aventureros.

Por eso, Galicia Top Secret, y está sección de Mentiras Mareantes, estará muy atenta a desenmascar a esos falsos demócratas que, como Antón Gómez Reino, aspirante a líder de Podemos, o Xulio Ferreiro, alcalde de A Coruña manejado por el vigués en la sombra, no puedan dar lecciones de tolerancia mientas firman manifiestos de apoyo a De Juana Chaos o festejan el vandalismo de las CUP y Bildu.

Bienvenidos a una fantástica aventura.