José García Liñares ya no es diputado provincial tras aceptar las sugerencias de que presentase su dimisión y abandonase no solo su escaño sino su responsabilidad como jefe del área de Deportes de la institución provincial. La principal de esas sugerencias le llegó desde el juzgado de lo Penal número 2 de A Coruña, que le condenó a año y medio de prisión y a 16 de inhabilitación para un cargo público por delitos de prevaricación y fraude a la Administración. “No dimitiré”, dijo al conocer la sentencia. En su día debió irse del partido socialista, ahora de la Diputación y en breve saldrá de la alcaldía de Cerceda, donde lleva instalado desde hace un cuarto de siglo. 

El diputado provincial del Grupo Socialista Antonio Leira Piñeiro asume la gestión de las áreas de Deportes e Mocidade de la Diputación de A Coruña tras la renuncia de García Liñares. Así que el concejal de Oroso se encargará de esas y de las áreas de Economía y Hacienda, Cuentas, Personal y Régimen Interior. 

Leira fue magnánimo con su predecesor y exaltó la “experiencia” y el “excelente trabajo” realizado por García Liñares al frente del área de Deportes de la institución provincial. “Queremos seguir haciendo que la Diputación esté presente en la promoción del deporte en todos sus ámbitos, desde las categorías de base a los grandes eventos deportivos”, explicó al tomar posesión de sus nuevas tareas.