La Asociación Provincial de Empresarios de la Construcción de A Coruña (Apecco) y los sindicatos CC.OO. y UGT pidieron esta semana una solución ante lo que consideran que es una sobreutilización de la subasta como sistema de adjudicación de las contrataciones en la Diputación coruñesa, cifran en un 90 % el uso de este procedimiento en las licitaciones, y apuntan que perjudica la creación de empleo y que se mantenga el que hay sin convertirlo en precario.

Diego Vázquez, presidente de Apecco, incide en varias consideraciones: 

Una demanda unánime.“La situación es grave y es un hito casi histórico que patronal y sindicatos vayan a una aunque en nuestro caso conociendo las relaciones sociolaborales con los sindicatos era de esperar. La paz social en la construcción en A Coruña está mas que garantizada y en un par de reuniones unánimemente detectamos que había un grave problema en los procedimientos que priman la baja económica. Los sindicatos fueron incluso más ambiciosos en sus planteamientos. No querian ningun tipo de baja en los procedimientos. Lo que hemos detectado es un problema que estribaba en bajas económicas desproporcionadas que no permiten crear empleo y mejorar la calidad del mismo”.

Situación insostenible.“La Diputación asegura que garantiza la calidad y nosotros estamos de acuerdo. Siempre hemos puesto de manifiesto que la mejor mano de obra que existe en la construcción está en Galicia y en nuestra zona. Pero ahora estamos yendo en contra del sustento económico de nuestras empresas porque contratamos con precariedad económica. No podemos aceptar que el sistema para las adjudicaciones venga marcado por el precio. Es insostenible. Muchas pequeñas y medianas empresas no podrían estar en el mercado, no queremos esa situación”. 

El acento en la Diputación.“Pedimos que se cumpla la Ley escrupulosamente y ponemos el acento en la Diputación por que licita todo por ese procedimiento y tutela a la mayoría de los ayuntamientos de la provincia. En los últimos dos años hemos notado un efecto dominó porque esa manera de actuar se introduce en los municipios. Apelamos a que se corte. En los últimos años las bajas se han disparado y suena la alarma”.

El momento oportuno para cambiar.“Hemos debatido, tuvimos más de veinte reuniones y ahora con la aplicación de la nueva ley de contratos y la posible revisión que se va a hacer sobre los pliegos es una oportunidad para hacer un nuevo marco reglamentario que arregle esta asunto. Planteamos que debemos juntarnos para resolverlo y lo hemos hecho público para que lo sepan los ciudadanos.” 

Criterios de equilibrio.“Hablamos de bajadas medias del 36%. Cualquier servicio público que se rebaja tanto puede tener muchas complicaciones, por eso apelamos a un criterio de equilibrio en la relación calidad-precio. Un sector que tenga que asumir esas rebajas no tiene el futuro garantizado y además el ciudadano puede ver en el día a día que muchas infraestructuras están muy deterioradas porque no podemos renovar ni cambiar nuestras herramientas al no haber márgenes suficientes”.

No se buscan culpables, solo soluciones.“Ha llegado el momento de cambiar porque tenemos la oportunidad con una nueva reglamentación. La ley nueva de contratos del estado es una ocasión para decir que ya no podemos más, que es preciso buscar una solución entre todas las partes. Queremos dejar fuera de toda duda de que las reinvindicaciones van hacia todos los partidos políticos, que no se trata de buscar culpables de un color sino encontrar soluciones en procedimientos que beneficien a todos”.

El ejemplo de Vigo. “En otras administraciones han buscado soluciones. En Vigo esta semana estuve escuchando en un foro sectorial como la secretaría del ayuntamiento explicaba el uso que hacen allí del equilibrio entre la calidad y el precio. La obligación de la Administración es velar por ello. Vemos que hay otra vision dentro de una misma aplicación de la Ley.