Dinero público y amistad no deberían de acabar en matrimonio, pero en ocasiones le ponen los cuernos a la ética. El área de Igualdade e Benestar Social de la Diputación de A Coruña, que recae por esas cosas de los multipartitos en el BNG y que dirige Ánxela Franco acaba de anunciar un programa de trece “obradoiros de debate arredor do feminicidio”. 

La iniciativa es loable. Todo lo que se haga para avanzar en materia de prevención de violencia machista es poco, pero los detalles dejan alguna duda sobre el procedimiento empleado por los representantes nacionalistas en la Diputación provincial.

Se trata de una gira que comienza hoy en Negreira y luego pasará por Ferrol, Culleredo, Boiro, Boqueixón, Muxía, Santiago, Cee, Coirós, Carballo, Teo, Muros y Ordes. Todos esos talleres los impartirá Carmen Adán, destacada militante nacionalista que fue diputada en el parlamento gallego por el BNG durante diez años y ejerció como secretaria xeneral de Igualdade en el fugaz bipartito del que ahora se cumplen diez años.

“O BNG veu á Deputación para cambiala”, asegura Franco. Debe referirse a la adjudicación de ñapas a afines. Carmen Adán afronta un intenso trabajo hasta el mes de abril: repetir trece veces el mismo argumentario ya desarrollado en un libro suyo de reciente edición sobre el “feminicidio”. 

Antaño las giras de promoción de novedades editoriales costaban dinero. La llegada de la nueva política cambió ese orden y el BNG se ve que no quiere quedarse atrás.