O Xiao Varela tuvo un mal día o aprovechó el penúltimo pleno del mandato para tirarlo todo por la ventana sin miramientos, por si en mayo su partido no vuelve a salir elegido. El responsable de Regeneración Urbana se ensañó con la oposición durante las respuestas que le dedicó a sus intervenciones, siendo el caso más sangrante el que protagonizó con Miguel Lorenzo, edil del Partido Popular. Lorenzo utilizó su turno de palabra en el pleno de María Pita para criticar la gestión de Varela en el tema del chabolismo, cosa que al edil no le sentó muy bien. Debe ser que las críticas solo son divertidas cuando uno las dice, no cuando se reciben. O que duele el hecho de haber prometido el realojo de 20 o 30 familias y solo haberlo hecho con 16. En cualquier caso, el concejal de Marea Atlántica se dirigió al del Partido Popular como «caradura» nada menos que cuatro veces. Así, sin tiritas, juntado con algún «irresponsable».

El show de Xiao Varela había comenzado. Lorenzo solicitó que ese término del rabioso edil mareante se retirase del acta, pero sin éxito. Xulio Ferreiro decidió acompañar a su amigo en el espectáculo negándose a hacerlo, así que el popular se dirigió a Varela por segunda vez en caso de que el protagonista del insulto se hubiera arrepentido. Tampoco fue así. Por lo tanto, si alguien en el futuro decide (por lo que sea) echar un vistazo al acta municipal del pleno del 1 de abril de 2019 podrá leer cómo Xiao Varela le llamó «caradura» e «impresentable» a un miembro de la oposición en varias ocasiones.

El show, para fortuna de los curiosos, no acabó ahí. José Manuel Dapena, concejal del Partido Socialista que le sacó a Varela el tema de las famosas irregularidades en la compra de pisos de su partido, se llevó otro «caradura». Y como propina, un «fiscal de saldo». Una buena ristra de improperios, vaya. Sí hubo quien se libró de ellos. Yoya Neira (PSOE) y Martín Fernández Prado (PP) reprocharon a Xiao que el proyecto del derribo del viaducto de la ronda de Nelle hubiera comenzado, curiosamente, pocos meses antes de la celebración de las elecciones municipales: «Es una obra de marcado carácter electoralista que estuvo cuatro años olvidada», comentó el edil popular. El responsable de Regeneración Urbana decidió que ya había habido suficiente show y optó por la filosofía para responderle: «Chegou cando puido chegar». Una sesión brillante para el concejal de Marea Atlántica.