El Partido Popular exige al gobierno de Xulio Ferreiro que resuelva con la máxima celeridad las solicitudes de ayudas para transporte con personas con discapacidad (bonotaxi) al haber transcurrido el primer trimestre del año sin que se hayan concedido.

La Junta de Gobierno aprobó en diciembre de 2018 la convocatoria anticipada de estas ayudas para “no generar esperas en las personas que más lo necesitan”, habilitándose el plazo para solicitarlas hasta el 28 de enero del año en curso. Transcurridos dos meses y medio desde el cierre del plazo, la Marea aún no ha resuelto las solicitudes.

El PP recuerda que son ayudas económicas dirigidas a personas con discapacidades que afectan gravemente a su movilidad y que les impiden utilizar el transporte público colectivo, con el fin de proporcionarles un servicio alternativo para sus desplazamientos y que así puedan atender los gastos extraordinarios que les generan. Se trata también de personas que lo necesitan por su límite de ingresos.

Estas ayudas se convocan todos los años, y, por tanto, no tendrían que sufrir retraso si se gestionase con un mínimo de diligencia para que resultasen efectivas desde el 1 de enero, y cumplir el fin para el que fueron creadas: atender los gastos de desplazamiento extraordinarios que tienen que soportar las personas con discapacidad y movilidad reducida durante todo el ejercicio.  

En la convocatoria del ejercicio 2018 ya ocurrió lo mismo, la incapacidad de gestión de la Marea llevó a que los expedientes se resolviesen en el mes de junio, lo que significó que las personas que más lo necesitan se vieron imposibilitadas de utilizar los bonotaxi los cinco primeros meses del año (Los bonos se emiten para cada ejercicio y por tanto los de 2018 no se pueden utilizar este año). 

El PP exige que Ferreiro resuelva de una vez la convocatoria de 2019, porque de momento ya ha recortado tres meses (enero, febrero y marzo) la prestación a las personas con discapacidad que más lo necesitan.