Corría junio de 2018 cuando Xiao Varela anunciaba el programa «A pé de barrio», una iniciativa con el objetivo de limpiar y mejorar la ciudad. El responsable de Regeneración Urbana del Concello no cabía en sí de gozo: «É un plan intensivo de mellora do espazo público que dará a volta á cidade cada ano para saldar unha débeda histórica, coidando por igual as distintas zonas». Una vez más, la práctica no hizo honor a tan noble teoría. Hace pocos días, el Concello presidido por la Marea Atlántica publicó un comunicado hinchándose el pecho con lo mucho que se había limpiado y mejorado. Faltó muy poco para haberse autoproclamado como héroes. Los vecinos de Novo Mesoiro también leyeron el triunfal manifiesto, pero se quedaron anonadados al notar que el consistorio incluía en las mejoras de su zona el arreglo de semáforos. Para ir al grano: en Novo Mesoiro no hay semáforos. Pero vaya, que Xiao Varela y sus compinches los han arreglado. Nuestra más sincera enhorabuena.

A pesar de este arreglo fantasma, los habitantes de Novo Mesoiro no están lo que se dice satisfechos con la parte del «A pé de barrio» que les concierne. Mónica Calvo, representante vecinal, denunció lo que entendía como una inacción: «Es tal la dejadez que ni se paran a limpiar con agua la acera, con la manguera lo baldean todo a una esquina y quedan los hierbajos a media mañana tirados. No hay más que fuentes y aceras rotas, y sigue habiendo los mismos baches. De todo lo que anunciaron no han hecho nada». Aún así, el mencionado comunicado gubernamental afirma haber realizado más de 650 actuaciones entre Feáns, Mesoiro y Novo Mesoiro. Como no podía ser de otra manera, Calvo también tuvo palabras para la reforma de sus no-semáforos. Considera que el comunicado del Concello sobre el asunto es «un copia pega». A Xiao Varela se le fue de las manos lo del Ctrl+C y el Ctrl+V.

La representante vecinal de Novo Mesoiro también criticó la no realización de la segunda fase del corredor verde en Ribeira Sacra, al que ya da por perdido hasta que los próximos representantes del Concello reanuden el proceso. No es la única inacción denunciada en lo que se refiere a esta zona: «En el parque infantil hay algún banco roto, y en el parking de Illas Sisargas solo recortaron los plumeros del borde de una de las entradas. Lo que se limitaron a hacer es marcar los socavones». Gracias, Marea Atlántica, por tan espectacular «A pé de barrio».