Juntos hasta el final llegarán los mandamases mareantes del ayuntamiento de A Coruña y su diario de cabecera. Hasta el próximo día 9 de mayo está abierta la posibilidad para que medios de comunicación opten a la oferta que abrió el pasado día 24 la dirección del Área de Regeneración Urbana del ayuntamiento herculino. Se trata de contratar el servicio de difusión de anuncios de publicidad de ese departamento para los dos próximos años por un total de 16.000 euros (iva incluído) que se abonarán en cómodos plazos mensuales o trimestrales.

Podríamos entrar en que unos gobernantes que se someten a escrutinio público en menos de un mes realicen contrataciones que afectan a los 23 siguientes, pero en todo caso hay un mandato legal que obliga a publicar ese tipo de anuncios y los diversos organismos municipales, incluso el área dirigida por Xiao Varela, parece probable que sobrevivan al paso de la Marea por el ayuntamiento. Lo llamativo en las condiciones técnicas y requisitos para optar al contrato radica en que la entidad adjudicataria deberá reunir los siguientes requisitos:

  • Tendrá la condición de medio de prensa escrita, publicando un periódico de edición local y ámbito provincial de A Coruña, y una tirada mínima de 5.000 ejemplares diarios en la provincia (días hábiles).
  • Deberá alcanzar un mínimo de 25.000 lectores diarios según el Estudio General de Medios. 

Un repaso a los posibles contendientes descarta a La Voz de Galicia, cuyo ámbito excede a la ciudad y la provincia coruñesa. También a El Correo Gallego, que no tiene edición coruñesa y además no computa porque en la práctica es un gratuíto que se entrega con El Mundo. El Ideal Gallego sólo con esa marca no llega al mínimo exigido y con el resto de diarios del grupo en la provincia (Bergantiños y Ferrol) se pasa. Sólo un periódico editado en papel cumple los requisitos que pide el ayuntamiento: La Opinión A Coruña, un diario que no se ha caracterizado por su ferocidad con el gobierno local en los últimos cuatro años, detalle sorprendente si se considera que hasta entonces sí sostenía un periodismo crítico e investigador con los inquilinos de María Pita. Puede ser que ahora todo les parezca bien y no encuentren motivos para hacer ese trabajo.

Todo apunta a que la adjudicación del contrato no irá más allá de la calle de la Franja. No les aguarda una labor titánica. Desde el ayuntamiento elaboran el texto de los anuncios, que tampoco son mayúsculos (32,4 mm de alto por 46 mm de ancho) y los remitirán al adjudicatario que deberá maquetarlos en un tiempo máximo de 24 horas (le sobrarán más de 23). Luego deberán publicarlos. El dinero presupuestado por el ayuntamiento considera el coste de ese servicio en los tres últimos años y lo incrementa en un 20% “ya que la tendencia es al alza cada año”, según se explica en el pliego de cláusulas administrativas. 

PLIEGO DE CLÁUSULAS ADMINISTRATIVAS

https://contrataciondelestado.es/wps/wcm/connect/19a02430-1ff4-4940-b694-f5295f9826cb/DOC20190424111949Pliego+administrativo.pdf?MOD=AJPERES

PLIEGO DE PRESCRIPCIONES TÉCNICAS

https://contrataciondelestado.es/wps/wcm/connect/e68e2efd-c3bd-4e61-b305-44f6a3f4a3e1/DOC20190424111932Pliego+tecnico.pdf?MOD=AJPERES