Otro logro que publicita a A Coruña de la peor forma posible, y van… Habrá que ver cómo convence de lo contrario Xulio Ferreiro a los ciudadanos durante la campaña electoral, pero lo único cierto aquí es que la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) deja a la altura del betún a la ciudad en lo que a limpieza se refiere. El ente ha publicado un estudio sobre este aspecto tras observar la tendencia de 60 grandes localidades españolas, y una de sus conclusiones es palmaria: A Coruña es la segunda que más empeoró de las 39 ciudades estatales que han agravado su situación, solo por delante de Guadalajara. Un vergonzoso subcampeonato que, casualidad o no, coincide con el mandato de la Marea Atlántica en los asientos de María Pita.

La OCU tiene en cuenta el tipo de gestión, el presupuesto por habitante o la información facilitada por los responsables municipales (en caso de ofrecerse), pero basa el estudio en cuatro factores principales: excrementos en las calles, contenedores, puntos negros y pintadas. Es en este último aspecto en el que A Coruña se lleva la medalla de oro junto a la también gallega Ourense y varias ciudades del sur de España, aunque la problemática de la basura acumulada que asoló el territorio herculino a principios de 2019 también lo incluye en un puesto honorífico del factor contenedores. ¿Presumirá Ferreiro de este dato durante la previa de los comicios locales?

Poco demostró hacer la Marea Atlántica en estos cuatro años y poco podrá hacer ahora que se pueden quedar fuera del consistorio. La ciudad sigue sin un servicio de limpieza totalmente en regla desde que el último contrato correctamente realizado caducó en 2017, desde entonces y se llevan a cabo los pagos de forma absolutamente irregular. No solo eso, sino que el Concello viene de suspender su concurso de adjudicación gracias al recurso que presentó STL (Sindicato de Trabajadores de Limpieza) ante el Tribunal de Contratación. ¿La razón? Graves errores en el pliego de condiciones sobre los salarios de los empleados, admitidos por el propio partido de Ferreiro y compañía. Con cosas así, normal que gracias al desgobierno mareante A Coruña sea noticia por noticias tan sucias como sus calles.