En una nueva demostración de habilidad a la hora de vender lo propio como brillante y lo ajeno como demoníaco, Xulio Ferreiro y su equipo de colaboradores decidieron incluir una crítica mordaz a Partido Popular y Partido Socialista en el apartado de «información ciudadana» de los parquímetros de la ORA, presentes en toda la ciudad. En él, la Marea acusaba a ambos partidos de «paralizar la municipalización de las bibliotecas». Que, por cierto, continúan con su amenaza seria de huelga por la incapacidad del gobierno local. Semejante demostración de cara dura no ha dejado impasible a la junta electoral, que ha intervenido para dirigirle un aviso al partido que todavía controla María Pita. PP y PSOE lo habían denunciado previamente, y la pronunciación favorable del organismo electoral provocó la corrección de la «información ciudadana».

El organismo fue claro en pedir «la abstención de crítica electoralista a los demás partidos, debiendo limitarse en los medios de titularidad pública a una información lo más aséptica posible de la actividad municipal». También pidió la mencionada retirada de los mensajes propagandísticos. No fue de forma inmediata, eso sí, porque un día después de las denuncias el ataque a las organizaciones de la oposición todavía estaba a la vista de cualquiera que quisiera consultarla.

Habrá que seguir atentos a la «información ciudadana» de la ORA. Lo que sí hay que reconocer es la inmensa habilidad de la Marea Atlántica para encontrar los resquicios más inusitados que puedan albergar su propaganda. Nunca nadie lo hizo mejor.