Hubo a quien le podía parecer una broma, pero el tiempo ha demostrado que Inés Rey iba en serio. La candidata socialista ya afirmó en su momento la idea de parar cualquier idea de reforma de la avenida de Alfonso Molina en un debate electoral de Radio Coruña, pero las posibilidades de que fuera un desliz, o de la aparición de un simple cambio de opinión, han desaparecido por completo: «No estamos a favor de una ampliación que solo tendría un efecto llamada», comentó Rey en el acto. Poco favor le hace a la A Coruña que quiere gobernar, una ciudad que sufre consecuencias en forma de retenciones cada vez que ocurre el más mínimo de los percances en la zona. Quizás lo hace para no enfadar a su jefe de Moncloa, cuya moción de censura paralizó por completo el proyecto de ampliación que en su día aprobó Mariano Rajoy.

«No tiene sentido ampliar los carriles de Alfonso Molina», dice ahora Rey. Incluir en el programa electoral una de las reformas que más facilitaría la circulación en la gran carretera de salida y entrada de la ciudad le parece «innecesario». Para nada está de acuerdo Beatriz Mato, candidata a la Alcaldía de A Coruña por el Partido Popular, que sí quiere poner mano en la avenida para descongestionarla: «Alfonso Molina necesita una reforma que conlleve mejoras en enlaces y que, lejos de suponer una ampliación, debe significar un avance en la distribución del tráfico y la mejora de la seguridad vial de este área».

Se suman ya 20 años desde la simple aparición de la propuesta, que a día de hoy todavía continúa a la espera de su inclusión en los Presupuestos Generales del Estado. Mientras tanto, desde la Marea Atlántica se intenta ahora vender un éxito que tampoco existe. Suele pasar con todas aquellas felicitaciones propias que salen de su voz o dedos: «Conseguimos a redución da velocidade tanto no tronco da vía como nos carrís laterais, que vai redundar en máis confort e tranquilidade para os barrios», dicen, a pesar de no haber movido un dedo durante la legislatura para solucionar los problemas reales de Alfonso Molina.