Parémonos un instante para hablar de la campaña electoral de Juan García Pose, candidato del Partido Popular a la alcaldía de Coristanco. Este hombre ha dedicado sus últimos ocho meses, muchos de ellos con jornadas maratonianas de 15 horas, a devolver la ilusión de una población lastrada por el Gobierno del socialista Abraham Gerpe y sus precedesores caciquiles. Lo ha hecho en una zona que se continúa desangrando en lo que a términos demográficos se refiere. Y no solo eso. El pueblo de La Capital de la Patata ha visto cómo en los últimos años una serie de dirigentes personalistas han dejado a esta hermosa tierra sin futuro alguno.

Juan García ha emergido tomando la forma de la figura que necesitaba Coristanco, y sus habitantes se han dado cuenta de ello. El futuro que todavía le puede quedar a la zona está en manos de este empresario del mundo agrario, que con trabajo, ilusión y sobre todo transparencia ha logrado enganchar a los habitantes del pueblo a un mensaje de optimismo y a un proyecto ambicioso, pero a la vez realista.

García quiere reenganchar a Coristanco a la locomotora económica que representa el eje Arteixo-Carballo, y mejorar su factor social: «Quero un proxecto para devolver a esperanza a un municipio con moitas carencias, onde as persoas maiores non son atendidas adecuadamente e a os novos lles faltan moitas cousas», comentó García en un acto de campaña. Cuenta ahora con la misión de relevar en la silla del consistorio al mencionado Abraham Gerpe, que en 2017 se convirtió en la cabeza visible de la moción de censura que echó a Terra Galega del poder.

La mano de Juan García no ha pasado desapercibida para la población de Coristanco, que llenó hasta la bandera el pabellón municipal en un acto del candidato a la Alcaldía: «Non se pode perder máis tempo, hai que avanzar e facer política para todos. Rematar coa política sectaria e clientelar», sentenció el candidato popular. Su acto concentró a una afluencia de público, por cierto, que no se recordaba desde hace bastante tiempo. Dice mucho. Otra de las personas que intervinieron en el acto fue Ethel Vázquez, que ensalzó las virtudes de García: «É un auténtico experto no noso rural. Un político de palabra e leal. Un candidato do que te podes fiar, cun equipo renovado que ofrece o cambio que necesita Coristanco».