No debe de ser plato de buen gusto verse con la obligación de acumular basura en tu propia planta de reciclaje, pero en Nostián no han tenido más remedio que tirar por esa solución hasta desbloquear «ciertos» problemas de contratos. Son nada menos que 1.200 toneladas de residuos no recuperables en tu propia planta, que se dice pronto. ¿Por qué? Porque desde el 22 de abril el recinto no cuenta con un vertedero en el que almacenar la basura. Esto es así después de una llamada de atención de la Consellería de Medio Ambiente, que informó a los responsables de la tarea de que el vertedero de Santa María de Grixoa (cerca de Santiago de Compostela) ya no podía seguir operativo al encontrarse peligrosamente cerca de una zona habitada. Un mes después, el problema sigue sin tener solución. Sí tiene consecuencias, aunque desde todos los órganos incluidos tratan de quitarle hierro a ese más de millar de toneladas de deshechos que se encuentran a la intemperie.

Los residuos procedentes del Ayuntamiento de A Coruña se acumulan en la propia nave de compostaje de Nostián. Mientras sigue con esta suerte de síndrome de Diógenes, la propia gestora trata de encontrar un nuevo contrato que permita el traslado de los residuos a otro lugar.  Una de las tareas del Gobierno local entrante tras las elecciones del 26-M será hacer el trabajo que no ha hecho la Marea y empezar el proceso para renovarlo porque finaliza el próximo 31 de diciembre. Además, deberá asumir las condiciones pactadas con los trabajadores que admitió el Ayuntamiento comandado por la Marea Atlántica en su misión de impedir una huelga en plena campaña electoral. Lo que verdaderamente les preocupaba.

El gobierno mareante se ha enfangado con la basura. Para el recuerdo quedará el empeoramiento general de la limpieza de la ciudad, que han recogido estudios de la OCU, y las acumulaciones de desechos en los contenedores de la ciudad, fruto de la inacción y la dejadez en lo que a contratos de recogida y limpieza se refiere. Desafortunadamente también se contaron por toneladas.